Los Kansas City Chiefs aprovecharon la ausencia de Aaron Rodgers que dió positivo a covid 19 y vencieron por 13-7 a los Green Bay Packers en el Arrowhead Stadium. 
El veterano mariscal de campo de 37 años no se había perdido ningún juego de los Empacadores desde la temporada del 2017 y su lugar lo tomó Jordan Love quien fue constantemente presionado por la defensiva de los Jefes limitándolo a 190 yardas y una sola anotación que además llegó muy tarde, hasta el último cuarto, para que los “Cabeza de Queso” vieran rota su racha de siete triunfos seguidos.
Travis Kelce recibió el único pase a las diagonales por parte de Patrick Mahomes y todo lo demás lo hizo el pateador  Harrison Butker con dos goles de campo y siete puntos que al final fueron la gran diferencia.
Mahomes, que dejó cifras de 166 yardas con un touchdown, ya va recuperando su mejor nivel así como Kansas City (5-4) está cada vez más cerca de la cima de la División Oeste de la Conferencia Americana.
En contraste, para Green Bay este descalabro le rompe una racha de siete victorias seguidas pero no lo quita de la cima del Norte de la NFC donde ahora con marca de 7-2 supera por cuatro triunfos al resto de sus integrantes. 

Deja un comentario