El árbitro decidió suspender el partido: el terreno de juego estaba demasiado resbaladizo para jugar.

Ambos equipos se presentaron y en ese tiempo de seis minutos se cayeron varias jugadoras por lo resbaladizo de terreno de juego y se decidió a la suspensión.