• enero 29, 2020
  • Rene Sánchez
  • 0

Por René Sánchez 

Cada 6 minutos sale un camión de Michoacán hacia los Estados Unidos cargado de aguacates, un ingrediente para los aficionados que no puede faltar en el Super Bowl LIV y que será parte importante del día más esperado por muchos para disfrutar el gran duelo entre San Francisco y Kansas City, con la gran combinación del talento y poderío ofensivo de los Jefes, así como del trabajo sólido y eficiente a la defensiva de los 49s.

En ambos bandos hay mucho que analizar y señalar como un posible factor para ganar o perder, empezando por la ansiedad e ilusión de muchos de los integrantes de los dos equipos por saltar al emparrillado del Hard Rock Stadium de Miami, porque se trata de equipos jóvenes con promedios de edad muy bajos y similares, 25.7 entre los gambusinos y 25.9 entre los de Kansas City, además con muchos debutantes en el gran juego ya que solamente 8 jugadores de San Francisco han disputado ya el super domingo mientras que con los Jefes únicamente 2 han vivido esa experiencia.

Y ni que decir de Patrick Mahomes y Jimmy Garoppolo que serán un espectáculo aparte. El mariscal de campo de los Chiefs con 24 años y 138 días, como el 5o más joven en la historia en disputar este duelo después de Dan Marino con Miami (23 con 127), Ben Roethlisberger de Pittsburgh (23 con 340), David Woodley otro con Delfines (24 con 7) y Jared Goff de Carneros (24 con 112), un aliciente por un lado y una desventaja por el otro ya que la experiencia si cuenta y mucho en un SB bajo la presión de millones de aficionados viendo el partido. 

El primer QB campeón nacido en los 90

Cualquiera de los dos que resulte vencedor será el primer QB campeón nacido en la década de los noventas, los dos como parte de una nueva generación de mariscales en una temporada difícil para los veteranos como Tom Brady, Drew Brees, Aaron Rodgers o Eli Manning que incluso ya anuncio su retiro. 

50 años tuvieron que pasar para que los Jefes regresaran a un Super Tazón, ya que su primer y único título en la nueva era lo conquistaron en 1970, mientras que la última vez que los 49ers estuvieron ahí fue en el 2012 y han vuelto después de 7 temporadas, aspirando como desde hace 25 años a su sexto anillo de la NFL, con lo que (de ganar) igualarían a Patriotas y Acereros como las franquicias mas exitosas en la era del Bowl.

En la temporada regular San Francisco terminó con marca de 13-3 como Campeón de la División Este de la Conferencia Nacional y Kansas City cerró con 12-4 como Monarca de la División Oeste de la Conferencia Americana, cuyos equipos por cierto han ganado cuatro de los últimos cinco Super tazones. 

Y si hablamos de Headcoaches, los dos tienen una gran historia pese a la enorme diferencia de edades y de experiencia profesional, pues Andy Reid, que llegó al mando de los Jefes en el 2013, tiene 61 años y ya disputó perdiendo un SB en el 2004 con Filadelfia, mientras que Kyle Shanahan de 40 años debutará con 49ers en su tercera campaña con ellos, aunque ya como asistente de su padre Mike, gozó el triunfo en las laterales de los Broncos de Denver. 

Deja un comentario