Era tan electrizante el duelo entre Patrick Mahomes y Josh Allen que hasta una tormenta obligó a detener las acciones durante varios minutos y al volver los Bills y su maravilloso mariscal de campo se llevaron el triunfo por 38-20 arrollando a los Jefes en su casa, el Arrowhead Stadium.
Con cuatro triunfos seguidos Buffalo tiene marca ya de 4-1 como el mejor en la División Este de la Conferencia Americana y pinta para ser uno de los grandes favoritos al título de su conferencia y para llegar al Super Bowl e incluso ganarlo pero el camino aún es largo para ello y ni que decir de Kansas City que con un registro negativo de 2-3 es último en el Oeste de la misma AFC y con mucho que corregir para volver a ser aspirante a la postemporada. 
A diferencia de Mahomes que no fue tan preciso como otra veces y al que interceptaron hasta en dos  ocasiones, Allen se lució con pases de gran potencia y de una precisión milimétrica, completando tres de estos en las diagonales, dos en las manos de Emmanuel Sanders, para totalizar 315 yardas y además entrando también una vez Allen corriendo él mismo hasta la zona de anotación. 

Deja un comentario