• enero 20, 2020
  • Rene Sánchez
  • 0

Por René Sánchez 

Los 49s de San Francisco apabullaron 37-20 a los Empacadores de Green Bay y estarán en el Super Bowl, después de 7 años, enfrentando a los Jefes de Kansas City. 

Desde el arranque del juego los californianos impusieron condiciones y su primera anotación llegó después de una sorpresiva corrida del tackle izquierdo Raheem Mostert, quien llevó el ovoide 36 yardas hasta las diagonales para el 7-0 y muy poco después, mientras Aaron Rodgers enfrentaba múltiples problemas para avanzar, el pateador gambusino Robbie Gould lograba un lejano gol de campo de 54 yardas para aumentar cifras 10 a 0 sobre los Packers en el primer cuarto. 

En el segundo período las cosas no cambiaron y fue otra vez Mostert quien llevó 9 yardas el balón a zona de anotación sin mayor problema, al igual que Gould para fijar el punto extra y un pesado 17 a 0 que se puso peor cuando Rodgers perdió un balón trayendo como consecuencia otro gol de campo de Gould, ahora de 27 yardas. 

Todavía en la primera mitad Green Bay buscó revivir, pero Rodgers fue interceptado en su yarda 39 por Moseley y Jimmy Garoppolo no desaprovechó el regalo moviendo su ataque rápidamente y una vez más con Mostert que anotó por tercera ocasión tras recorrer 18 yardas poniendo cifras apabullantes de 27-0 en favor de los 49ers. 

Volviendo del descanso por fin consiguió algo Green Bay con Aaron Jones atrapando un envío de 9 yardas de Rodgers apuntándose así 27-7 en el tablero, pero los gambusinos no bajaron la intensidad y con un gran trabajo de su línea ofensiva siguieron produciendo por tierra una y otra vez, sobre todo con Mostert que ligó su cuarta anotación de la noche, ahora de 22 yardas (cerca de las 200 totales) y San Francisco ganaba ampliamente 34-7 antes del último cuarto.

Desesperados los Packers sumaron 7 puntos más con Aaron Jones corriendo una yarda tras un pase de 42 de Rodgers para Graham, pero obligados a arriesgar fallaron la conversión y dejaron cifras de 34-13, esperando mucho más que un milagro para llegar al Super Bowl.

Y entonces vimos la mejor versión del mariscal de campo de los cabeza de queso enviando un fabuloso pase de 65 yardas para Adams, llegando hasta la 22 de San Francisco y ahí no falló el veterano que con pase corto de 8 yardas a Sternberger redujo la desventaja a 34-20 todavía con 8 minutos de juego. 

Sin embargo Robbie Gould logró en la siguiente serie embocar otro gol de campo de 42 yardas dejando 3:30 en el reloj con cifras de 37-20 para los 49ers, con el boleto al Super Tazón en la bolsa ya que nada más pudieron hacer los Empacadores para evitarlo, en lo que fue la tercera derrota en un duelo por el título de conferencia para el gran veterano Aaron Rodgers. 

Los 49s enfrentarán ahora a los Jefes de Kansas City buscando su sexto anillo de Campeones de la NFL el próximo 2 de febrero en Miami. 

Deja un comentario