• julio 30, 2021
  • Rene Sánchez
  • 0


Para complacer los deseos de su mariscal de campo Aaron Rodgers, los Green Bay Packers están a punto de cerrar el regreso del veterano receptor de 30 años,  Randall Cobb. 
El acuerdo para que los Houston Texans dejen ir a Cobb incluye a cambio una selección de sexta ronda del draft del 2022 pero la franquicia texana pagará también tres millones de dólares del salario del nacido en Tennessee.  
Randall Cobb fue seleccionado en la segunda ronda del draft del 2011 por los Empacadores y jugó con ellos hasta el 2018 acumulando 6,793 yardas en 563 recepciones. 
Para la temporada del 2019 se fue a los Vaqueros de Dallas como agente libre y aunque sumó 828 yardas, la tercera cifra más alta en su carrera, emigró a Houston con los Texanos para el 2020 a cambio de 27 millones de dólares por tres años de contrato, mismos que no cumplirá dejando solamente 441 yardas y 3 anotaciones en 38 recepciones. 
El tiempo ha pasado y Cobb no ha sido superado en la ofensiva de Green Bay más que por solamente un receptor de los 14 que desde el 2011 han sido elegidos en el draft.
De todos ellos sólo Davante Adams (draft 2014) y Randall Cobb han sido votados para un Pro Bowl y ningún otro receptor alcanzó las 700 yardas ni pasó de 33 balones atrapados. Por todo eso y porque confía mucho en él, es que el MVP de la NFL en el 2020 ha exigido su regreso a la tundra para buscar llegar nuevamente a un Super Bowl.

Deja un comentario