• octubre 10, 2020
  • Rene Sánchez
  • 0


Se armó la batalla esperada por el título de Roland Garros, la soñada gran final del atípico 2020. 
Tanto Novak Djokovic como Rafael Nadal, aunque de muy diversa forma, impusieron su jerarquía en la cancha en las semifinales y los número 1 y 2 del mundo, los dos mejores del Ranking ATP, los dos máximos favoritos, disputarán el título del último Grand Slam de año el próximo domingo en el Estadio Philippe Chatrier. 
En el primer duelo y aún poniendo todo su empeño, con varias acciones dignas de un enorme respeto y reconocimiento, Diego Schwartzman no pudo esta vez, como en Roma hace dos semanas, doblegar el espíritu de Rafael Nadal ni poner en riesgo la calificación del español y número dos del mundo para la gran final de Roland Garros, una más en la carrera del manacorí y encaminado a luchar por conquistar su título número 13 en las canchas de París. 
El “Rey de la Arcilla” jugó de nuevo magistralmente y superó en todo al pundonoroso argentino escribiendo parciales de 6-3, 6-3 y 6-4 y disputará su final número 13 en Francia, sin saber todavía lo que es perder una, y teniendo ya muy cerca el récord de 20 títulos de Grand Slam de Roger Federer, sólo que Djokovic también querrá ganar y ponerse con 18, a sólo dos de la marca del suizo. 
Nadal no ha perdido ni un sólo set en todo el torneo, sexta ocasión en que el ibérico logra llegar así a la final del certámen parisino.
Por su parte y en la segunda semifinal, Novak Djokovic arrancó dispuesto a no dejar crecer a Stefanos Tsitsipas y le ganó 6-3 y 6-2 los primeros dos sets, pero con garra y buen tenis el griego no se dió por vencido y empató cifras de forma espectacular tras vencer 7-5 y 6-4 en las dos siguientes mangas, llevando el duelo al extremo pero ahí, en el quinto y definitivo set el helénico se desinfló, se derrumbo y Djokovic mostró porqué es el mejor del mundo y lo arrollo 6-1 para ganar su boleto a la final soñada ante Nadal.