• mayo 9, 2020
  • Raúl Vega
  • 0


Por la necesidad de reducir costos y de ahorrar lo más que se pueda, las Grandes Ligas determinaron recortar drásticamente el draft 2020 que se realizará el próximo 10 de junio. 
De las 40 rondas que normalmente conforman el evento de reclutamiento de la “Gran Carpa” se reducirá a solamente cinco, lo que no significa que los equipos de beisbol dejarán de reforzarse de buena forma, sino que gastarán menos dinero en contratos obligatorios con bonos garantizados para los elegidos en el draft.
Ahora todas las novenas podrá firmar a los peloteros novatos que deseen, sín límite y sin prometer bonificaciones más allá de los 20 mil dólares a cada uno, lo que hará bajar ostensiblemente el presupuesto destinado a los jugadores novatos que antes cobraban casi todos 100 mil dólares por la pura firma. 
Ahora cada escuadra ahorrará, sin tantas rondas, una cifra cercana al millón de dólares y en total todos los equipos evitarán que cerca de 30 millones de dólares salgan de sus bolsillos. 
Además el primer pago de los bonos podrá alargarse hasta 30 días después de la firma del convenio y habrá dos fecha límite para cubrir los saldos: la primera será el 1 de julio del 2021 y la segunda el mismo 1 de julio, pero del 2022.
Hay que recordar que en marzo pasado la MLB decidió retrasar y alargar el período de firma de jugadores internacionales, que normalmente arrancaría el 2 de julio del 2020, hasta el 15 de enero del 2021. Todo por el covid-19. 

Deja un comentario