• junio 4, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


Aunque no se ve todavía cercano un arreglo para que Aaron Rodgers continúe con los Empacadores de Green Bay para la temporada del 2021 que arrancará en septiembre, la dirigencia del equipo de Wisconsin está haciendo todo lo necesario para tener mayor capacidad en su tope salarial para cubrir las expectativas de su mariscal de campo que tras obtener nuevamente el premio al Mas Valioso de la NFL, esta esperando un incremento considerable en sus percepciones.
Según el contrato actual, por la campaña del 2021 Rodgers tendría que recibir 37 millones 202 mil dólares y los Packers han comenzado a renegociar contratos con otros jugadores como su ala cerrada Robert Tonyan, rescatando con ello casi 2 millones de dólares, práctica que seguirán realizando con otros integrantes de la plantilla hasta abrir el espacio suficiente para satisfacer las necesidades de Aaron.
Aún así, no hay certeza de que el quarterback, que no se presentó a las prácticas voluntarias, se reportará el 8 de junio que es la fecha obligada para todos los jugadores. 
De no hacerlo y según el reglamento interno, se le aplicarán multas de 31 mil dólares por cada día en que se ausente, misma sanción que correría para cualquier otro integrante del equipo.
Por lo pronto el headcoach Matt LaFleur ha iniciado prácticas con el mariscal novato de segundo año, Jordan Love, reclutado en la primera ronda del draft del 2020. 

Deja un comentario