• enero 26, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


La leyenda todavía no termina. Habrá otro Super Tazón para Tom Brady, el décimo de su increíble carrera y el primero con los Bucaneers que además volverán al gran juego después de 18 años tras vencer a Green Bay por 31-26 en la Final por el título de la Conferencia Nacional. 
Haciendo historia los Bucaneros serán el primer equipo que juega el Super Bowl en casa ya que el juego por el título de la NFL se disputará en el cxxx de Tampa Bay en la Florida.
Desde el arranque del juego Tom Brady marcó la pauta, anotó primero y tomó una ventaja importante sobre Aaron Rodgers y los Empacadores que perdieron por lesión a Aaron Jones, que no lograron mantener el nivel de su gran temporada regular, fallando además una importante  conversión y no arriesgando todo en su última jugada ofensiva dejándole la pelota a Brady con 2 minutos en el reloj, mismos que el veterano de 43 años consumió con su enorme experiencia.
Los Bucaneros tenían dominado a su rival pero tres intercepciones a Tom Brady volvieron a la vida a los Empacadores, que sin embargo solamente sacaron 6 puntos de esos intercambios, insuficientes para venir de atrás pese a que recortaron hasta 5 puntos una desventaja de 18.
Brady cerró el juego con 280 yardas y 3 anotaciones además de sus 3 envíos interceptados y con 20 completos de 36 intentos. Chris Godwin brilló con 110 yardas en 5 atrapadas con 22 de promedio y como el arma que quemó a los Packers, alternándola con Evans, Miller y Gronkowski así como Leonard Fournette por tierra. 
Por su parte Aaron Rodgers sumó 346 yardas y las mismas tres anotaciones con una intercepción, siendo Marquez Valdes-Scantling su mejor receptor con 115 yardas tras solamente 4 atrapadas, un promedio de 28.8 por cada una. Lo único que le faltó a Rodgers fue atreverse a buscar las diagonales corriendo él mismo en su última posesión.

Deja un comentario