Por Alex Rodríguez 

Desde que comenzó su carrera en la universidad como basquetbolista, Michael Jordan ha utilizado el número 23. El número se hizo muy famoso una vez que entró en los Chicago Bulls. Pero se podría apostar que no es de mucho conocimiento por qué Jordan eligió este número.

Originalmente el número favorito de Michael era el número 45, el mismo número que su hermano mayor Larry utilizaba en su camiseta de baloncesto en la High School, por lo que en cuanto entró a la misma y posteriormente al equipo de baloncesto, no podía elegir ese número ya que este lo usaba alguien más por lo que redondeó 22,5 la mitad de 45 a 23, y también Jordan pensaba que su hermano tenía grandes habilidades como jugador y quería ser al menos la mitad de bueno que él.

Luego de dejar el instituto en el año 1980, Jordan consiguió un beca deportiva para la Universidad de Carolina del Norte, donde pronto pasó a ser un miembro importante para el equipo de baloncesto de la universidad y donde apenas entró consiguió el título de mejor principiante.

En el año 1982, llevó al equipo a la final universitaria, para finalmente ganar el campeonato donde Jordan anotó la canasta final para vencer a la Universidad de Georgetown. Para la temporada que abarcaba los años 1983-1984, Michael Jordan fue seleccionado como el mejor jugador universitario.

En 1984, Jordan junto a uno de sus compañeros de equipo fueron drafteados por los Chicago Bulls, el draft consiste en que las franquicias que pertenecen a las ligas de baloncesto estadounidenses integran a sus equipos jugadores menores de 23 años, que provengan de universidades norteamericanas o de ligas de algún otro país. Ya para ese entonces Michael era conocido como “he can do it all” (puede hacerlo todo), ya con el numero 23 tatuado en la playera.

Fue de su agrado el 23 que las puertas de su mansión tiene el número.

Deja un comentario