Por Alex Rodríguez 

Cuando David Beckham fue fichado por el Real Madrid en 2003, hubo un montón de especulaciones sobre las razones que le hicieron escoger la camiseta con el número 23. Era una elección extraña, pensaron muchos, ya que había jugando con el número 7 en la selección británica y en el Manchester United. El problema era que en el Real Madrid el número 7 ya lo llevaba Raúl y era obvio que el jugador espa­ñol no estaba dispuesto a cambiar el número de su camiseta para cedérselo a ese muchacho que venía de Inglaterra.

David Beckham acordó usar el 23 en su camiseta del Real Madrid solo después de que su esposa le dijera que era el número de la leyenda del baloncesto Michael Jordan. 

El capitán de Inglaterra quería la camiseta número siete en su nuevo club, el número que usaba en el Manchester United, pero como lo mencionamos al inicio, esto ya era propiedad del delantero estrella del Real Madrid, Raúl.

Al mediocampista también se le ofreció el número cuatro del exdefensor Fernando Hierro, pero optó por el 23 cuando Victoria le dijo que era el número de la camiseta del retirado Jordan, quien también estaba representado por SFX, la agencia que manejaba los asuntos de Beckham.

La revelación de que la esposa de Beckham eligió su número sería una pequeña sorpresa para los fanáticos del Manchester United, muchos de los cuales aún culpan la intromisión de Victoria por arruinar la relación de Beckham con Sir Alex Ferguson.

Pero su elección fue exitosa. En el primer día de venta, los fanáticos compraron las 8,000 camisetas “Beckham 23”, lo que le dio al club más de 400,000 de un jugador que aún no había pateado la pelota en el equipo de la competencia.

El director deportivo del Real Madrid, reveló el papel de “Posh Spice”, en la elección de la camisa de su marido en una entrevista con un diario deportivo español. Valdano, un ex defensor de Argentina, dijo: “David nos dijo que le gustaría el número siete, pero que nunca se lo pediría a Raúl”.

“Hablamos con él sobre los números cuatro y 23. Me pidió mi opinión y le dije que prefería los números clásicos del uno al 11”.

“Pero también le dije que entendía que las cosas habían cambiado y que los fanáticos de hoy pueden aceptar fácilmente cualquier número. Dijo que pensaba que era una mala idea retrasar una decisión por un número”.

“Finalmente, su esposa intervino para decir algo como: ‘El número 23 no le hizo daño a Jordan’.

“No se puede discutir con una declaración como esa”. 

Victoria Beckham en una platica que tuvo dijo: “David me miró y me dijo: ‘El número 23 entonces ‘”.

Beckham recibió la famosa camisa blanca del club por el legendario delantero del Real Madrid Alfredo di Stefano.

Deja un comentario