En la continuación de la séptima jornada del Torneo Guardianes 2021 el Monterrey volvió a decepcionar y sólo pudo empatar 1-1 con el Necaxa en el Estadio Victoria de Aguascalientes. 
Buscando su once ideal el “Vasco” sorprendió dejando en la banca a Rogelio Funes Mori, a Dorlan Pabón, a Matías Kranevitter y a Carlitos  Rodríguez, pero aún así en una primera parte sin muchas emociones lo mejor hacia el frente lo habían hecho los Rayados, primero con el jovencito de 20 años José Alfonso Alvarado, quien ocupó el lugar del mellizo que no pudo jugar por una molestia, y después con el ecuatoriano Avilés Hurtado, pero ambos perdonaron a los Rayos, hasta que llegó el argentino Maxi Meza que con su mayor calidad no dejó pasar la oportunidad de abrir el marcador para el 1-0 a los 36 minutos para irse así al descanso.
Sin embargo saliendo del vestidor Necaxa fue otro, agresivo e intenso ante un complaciente cuadro norteño hasta que Martín Barragán halló el gol del empate a los 80 minutos en un juego que no escapó de la polémica arbitral de nuevo con Luis Enrique Santander que no marcó un penal a los Rayados por una clara falta sobre el “Ponchito” González.
Con este resultado, malo para el Monterrey y regular para Necaxa, los visitantes llegaron a 11 puntos sin mejorar, sin gustar ni convencer, mientras que los locales ya tienen 6 unidades pero manteniéndose en la parte baja de la tabla.