En duelo entre equipos necesitados los Bravos de Júarez conquistaron un importante triunfo de 1-0 en el Estadio Olímpico Benito Juárez de la ciudad fronteriza.
En una primera mitad sin goles, las mejores acciones en ofensiva las consiguió el cuadro local, sobre todo con Blas Armoa quien tuvo una gran noche a la que solamente le faltó el gol, ya que el delantero paraguayo no atinó cuando bombeó la pelota ante una salida desesperada de Nicolas Vikonis y porque en la segunda mitad voló un remate en el área chica después de un rebote en el palo en una jugada que inició y construyó él solito.
Los de la frontera chihuahense fueron notoriamente mejores que los de Sinaloa y aunque tardaron 53 minutos, finalmente hicieron el tanto de la diferencia y de la urgente victoria precisamente con una demostración de riñones y talento de Blas Armoa que le puso un preciso servicio a la cabeza al también guaraní Darío Lezcano para que éste marcara el ansiado 1-0 que representó un valioso triunfo.
El director técnico del Mazatlán FC, Tomás Boy, hizo más berrinches que modificaciones ante el equipo de Luis Fernando “El flaco” Tena y con el triunfo los de Júarez llegaron a 8 puntos y subieron a media tabla dejando atrás a los mazatlecos en 7 unidades y su tercera derrota seguida.