• enero 11, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


Con mucho mayor sufrimiento de lo que se esperaba, Buffalo venció a Indianapolis 27-24 y avanzó a la Ronda Divisional de la Conferencia Americana de la Temporada 2020 de la NFL.
El arranque de la Ronda de Comodines fue mucho más parejo y emocionante de lo que se esperaba ya que los Potros lograron reponerse a dos goles de campo errados, uno de 33 yardas de Rodrigo Blankenship y también de una fallida conversión de dos puntos y llevaron el juego hastá el límite, porque todavía con 4 segundos en el reloj los Colts pudieron haber ganado el partido sólo que un bombazo de Philipp Rivers al estilo “Ave María” no encontró receptor y los Bills se quedaron con el triunfo jugando en casa en postemporada después de 24 años.
Josh Allen logró acumular 324 yardas y dos anotaciones en 26 de 35 envíos y tuvo que recurrir además a su participación por vía terrestre para agregar 54 yardas en 11 acarreos, mientras que Stefon Diggs, que estaba en duda por una lesión, completó 6 recepciones para 128 yardas y un tochdown muy importante porque fue a la postre el de la victoria.
Del otro lado el veterano Philipp Rivers también logró 2 anotaciones por la vía aérea y 309 yardas, pero lo que mató a Indianapolis fueron las decisiones equivocadas de su cuerpo de entrenadores encabezado por Frank Reid, por lo que sin tiempos fuera ya no pudieron forzar el empate para llevar el juego al tiempo extra. 

Deja un comentario