Con un ligero contratiempo en la recta final pero realmente sin grandes inconvenientes, el Barcelona arrancó la nueva temporada y una nueva era sin Lionel Messi que por lo menos hoy no hizo mucha falta sobre el césped del Camp Nou donde los azulgrana golearon a la Real Sociedad 4-2.
La figura del día ante los de San Sebastián fue el delantero danés Martin Braithwaite quien se lució con un doblete (min.47 y 59) mientras el héroe del club por haber sacrificado buena parte de su sueldo para que se pudiera registrar a los refuerzos, Gerard Piqué, se encargó de anotar el primero del partido cuando iban 16 minutos. El cuarto y último llegó al 90, ya en la compensación por medio de Sergi Roberto para resolver un ligero susto por el impetuoso cierre de los visitantes para los que solamente había hecho gol Julien Lobete al 82, ya casi terminando el duelo de la primera jornada, pero después, al 85,  apareció el olímpico Mikel Oyarzábal poniéndole un poco de emoción al asunto pero sin poder evitar el descalabro de los Txuri-Urdin. 
Sin la “Pulga”, Ronald Koeman utilizó en el ataque culé al mencionado Braithwaite, al francés Antoine Griezmann y al neerlandés Memphis Depay quien sin marcar realizó un gran partido, lo que fue reconocido por la afición desde la grada cuado el tulipán fue relevado a los 90 minutos. 

El que también arrancó bien la campaña y la defensa de su corona fue el campeón Atlético de Madrid que en la cancha de Balaídos derrotó al Celta por 2 a 1 sin el mexicano Héctor Herrera que ni siquiera fue convocado, mientras que del otro lado Néstor Araujo fue titular los 90 minutos con los de Vigo 

Deja un comentario