• septiembre 10, 2020
  • Raúl Vega
  • 0


Serena Williams está cada vez más cerca de convertirse en leyenda. La gran veterana estadounidense de 38 años venció a Tsvetana Pironkova de Bulgaria en los cuartos de final del US Open y se ganó un lugar en la antesala de la pelea por el título, ese que le hace falta para igualar los 24 de Margaret Court como la máxima ganadora de trofeos de Grand Slam de toda la historia, un sueño perseguido sin éxito desde que fue madre por primera vez y tras volver a las canchas en 2018.
La menor de las hermanas Williams no pudo dejar a un lado esos pequeños momentos de inestabilidad y perdió 6-4 el primer set con una rival sin ranking que no jugaba un torneo oficial desde el 2017, pero como ya es una costumbre, Serena vino de atrás y ganó los dos períodos siguientes, 6-3 y 6-2, para meterse a semifinales
Serena jugará su semifinal 39 de Grand Slam y la 14 en Nueva York, pero antes deberá reponerse del gran esfuerzo físico que ha realizado en las pistas de Flushing Meadows.
La otra calificada para semifinales fue Victoria Azarenka de Bielorrusia, quien fácillmente dejó fuera a Elise Mertens de Bélgica tras dos rápidos y arrolladores sets de 6-1 y 6-0. Ella será rival de Serena en semis mientras Naomi Osaka definirá el otro boleto ante Jennifer Brady.
En cuanto a los varones, el ruso Andriil Medvedev fue el primero en apuntarse en semifinales tras derrotar en duelo de compatriotas a Andrei Rubliov en sets corridos por 7-6, 6-3 y 7-6.
Hasta el momento Medvedev no ha perdido un solo set en los cinco partidos que ha disputado en la actual edición del Abierto estadunidense, lo que habla del dominio que ha tenido sobre todos sus rivales. Hasta hoy ningún tenista se ha coronado sin perder un set y Med quiere ser el primero en toda la historia.
Su rival en semifnales será el tercer sembrado, Dominic Thiem de Austria, quien derrotó por 6-1, 6-2 y 6-4 al australiano Alex de Miñaur, mientras que la otra serie la disputarán Pablo Carreño con Alexander Zverev.