De último minuto llegó la salvación para las Chivas en Querétaro. El Guadalajara evitó nuevamente una derrota al final de un partido. Empató 2-2 con los Gallos pero sigue sin funcionar como lo desea su enorme afición.
Víctor Manuel Vucetich no contó con Hiram Mier en la zaga y Héctor “Pity” Altamirano no tuvo al experimentado jugador ecuatoriano Antonio Valencia y los dos lo resintieron.
Corría el minuto 8 cuando una pelota larga dejó sólo a José Juan Macías y el goleador del Rebaño Sagrado metió un bombazo al ángulo del marco queretano, sin embargo la acción se invalidó por fuera de lugar, pero el que si contó fue el tanto del uruguayo Hugo Silveira al min.38, un fuerte disparo cruzado a baja altura al poste derecho de Raúl Gudiño generado por un error de Alejandro Mayorga que no despejó un balón suelto en el área tapatía. El 1-0 para los locales.
Lejos de bajar los brazos Chivas adelantó líneas y encontró un espacio para que Alexis Vega escapara y lograra un centro raso que Macías remató de taquito consiguiendo el 1-1 gracias también a un desvío del defensa. 
Ya en la segunda parte y en una pelota parada el uruguayo Kevin Ramírez peinó magistralmente el centro y superó la altura y el gran esfuerzo de Raúl Gudiño para lograr un merecido 2-1 para los plumíferos con 75 minutos en el reloj.
Los rojiblancos no se rindieron pese a seguir lejos de su mejor nivel como conjunto y en lo individual, pero con mucha suerte Miguel Ponce halló un balón suelto a los 94 minutos y lo convirtió en el milagroso empate a 2 para los de la Perla de Occidente.
Chivas no pierde en la Corregidora desde hace casi seis años, desde el 2015 pero el empate sin embargo no soluciona los problemas de uno y de otro y por el contrario les alejó de los mejores lugares. Ambos, Chivas y Querétaro tienen 11 puntos pero están en el límite de la zona de repechaje con el riesgo de quedarse fuera de la fase final.