Una larga era de 15 años, la segunda para él, llegó a su fin este viernes con la decisión de la Asociación Uruguaya de Futbol de cesar al maestro Oscar Washington Tabárez de su cargo como director técnico de la selección charrúa. 
En sus horas más bajas, con cuatro derrotas seguidas y ubicada en el 7° lugar de la actual Eliminatoria Sudamericana para el Mundial de Qatar 2022, la escuadra celeste corre peligro de no asistir a la fase final de manera directa e incluso de no poder ni siquiera buscar la opción del repechaje, por lo que el veterano estratega de 74 años ya no recibió más apoyo y se irá después de llevar a Uruguay a cuatro mundiales y de dirigir 221 partidos con 104 victorias, 58 empates y 59 derrotas. 
Su primer partido de su primera etapa en el banquillo de los charrúas fue ante Ecuador en 1988 y ya calificado y en el Mundial de Italia 90 llevó a Uruguay hasta los octavos de final terminando así su primer ciclo en el puesto.
Después de él, de 1990 al 2006 pasaron hasta 13 entrenadores por el timón celeste sin poder calificar para la Copa del Mundo de Estados Unidos 94 pero si ganando la Copa América en 1995 bajo las ordenes de Héctor Nuñez. De nuevo la selección charrúa quedó fuera del Mundial para Alemania 2006 y entonces fue nuevamente llamado Tabárez para componer las cosas y volver a calificar para los eventos de Sudáfrica 2010 en el terminó en 4° lugar, Brasil 2014 en el cerró en 12° y para Rusia 2018 acabando en 5° así como para conquistar la Copa América del 2011. 
Un tipo inteligente, congruente, serio, discreto y exigente pero también paternalista con sus jugadores, Oscar Washington Tabárez supo llevar al equipo uruguayo a ganarse el respeto de sus rivales, fiel al estilo charrúa de garra y espíritu pero también con buen futbol. Le faltó sin embargo obtener algo aún más tangible e importante porque grandes batallas tuvo muchas así como brillantes victorias, pero la historia de este país y de esta selección requiere mucho más y tendrá que venir otro para buscarlo. 

Deja un comentario