• abril 24, 2021
  • Rene Sánchez
  • 0


Ya sin tantos problemas como en los dos duelos anteriores, Rafael Nadal logró ya meterse este viernes hasta las semifinales del Abierto de Barcelona, más conocido como el Conde de Godó en su edición 68°
En un duelo de raquetas de perfil zurdo, el tenista número 3 del mundo y primer sembrado del certamen catalán derrotó en una hora con 35 minutos y en dos sets corridos al británico Cameron Norrie por 6-1 y 6-4 y se acerca a otra final y a la conquista de su 12° título del evento que ganó por primera ocasión hace 16 años. 
Nadal llegó con esta victoria a una histórica marca de 450 en partidos disputados en su superficie favorita,  arcilla o tierra batida como le llaman ahora. 
Su rival para buscar la final será su gran amigo y compatriota, el sexto sembrado de 29 años, Pablo Carreño, que por su parte superó al argentino y cuarto sembrado, Diego Schwartzman, en tres reñidos y entretenidos sets con parciales de 6-4, 3-6 y 7-5. El “Peque” sigue de malas en la temporada 2021 y volvió a quedar fuera de la pelea por un título.
La otra semifinal del torneo de categoría ATP 500 la disputarán Stefános Tsitsipás y Jannik Sinner. El griego y segundo favorito dejando en el camino y con doble 6-3 al de Canadá, Felix Auger-Aliassime, mientras que el italiano de 19 años fue verdugo del tercer preclasificado y 7° del mundo, el ruso Andrey Rublev, con parciales de 6-2 y 7-6.
Rublev era el jugador con más triunfos en la temporada (26-6) y su derrota fue la gran sorpresa de la jornada, aunque en realidad Sinner ya tiene tiempo metido entre los más grandes del actual deporte blanco, lo que se confirma con su posición como número 19 del mundo que seguramente mejorará con lo que ha hecho en el Barcelona Open Banc Sabadell.
Sinner, finalista del Masters de Miami donde perdió el título con Hurkacz, es ya el semifinalista más joven en la historia del certamen desde que Nadal fue campeón por primera vez en el 2005.