• abril 17, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


La Mayor League Baseball sigue buscando opciones para mejorar el espectáculo y aumentar el número de batazos, hits, homeruns y carreras, por lo que ahora se está analizando alejar el montículo del plato. 
La idea es aumentar la distancia entre los pitchers y los toleteros aproximadamente unos 30.5 centímetros y con ello restarle fuerza, potencia y velocidad a los lanzamientos para facilitar un poco más el trabajo de las ofensivas. 
El plan es experimentar esta modificación a las reglas en la Liga del Atlántico, un circuito de ligas menores independiente a las Grandes Ligas y después analizar cifras, comparando el antes y el después.
Lógicamente la medida no cayó muy bien entre los lanzadores y entre los amantes del control de los partidos desde la lomita y que son en su mayoría más tradicionalistas y conservadores, pero el experimento será puesto en marcha muy pronto aunque también hay argumentos sobre lo que puede esto representar para la salud de los pitchers ya que tendrán que emplear un mayor esfuerzo para hacer llegar la pelota a home. 
Además hay quien menciona que las estadísticas y los récords tendrán que dividirse en etapas si entra en vigor esta modificación porque sería injusto comparar jugadores de antes y después de un cambio como este.
Un cálculo dice que con este aumento de la separación entre el montículo y el plato reducirá lanzamientos de 93 millas por hora hasta 91 o 90, un promedio de 1.5 millas más lento que en la actualidad, lo que reduciría también el promedio de ponches que ha ido incrementándose en las últimas temporadas. 

Deja un comentario