• abril 11, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


Después de tres rondas completas hubo cambio de líder en la edición 85 del Masters de Augusta y el nuevo dueño de la cima es el japonés Hideki Matsuyama, que buscará ser el primero de su país en conquistar un major del PGA Tour. 

Una pausa de aproximadamente una hora con 20 minutos provocada por una fuerte tormenta le rompió el ritmo a varios jugadores y el más beneficiado fue Matsuyama que dió un recital con el putt y que no tuvo errores en ningún hoyo después de la reanudación siendo ya el único jugador de la actual edición sin hacer bogeys en una de sus tres rondas. 
Entregando una tarjeta de 65 golpes y totalizando 205 con 11 bajo par, el asiático de 29 años saldrá al último día del gran evento con una gran ventaja de cuatro impactos sobre sus más cercanos perseguidores: el estadounidense Xander Schauffele, Marc Leishman de Australia, el también norteamericano Will Zalatorius y el británico Justin Rose que desbarrancó tras dos días en la cima del tradicional certámen.
Históricamente el campo del Augusta National es sumamente complicado y altamente traicionero y con la lluvia el recorrido le jugó una mala pasada a varios de los mejores del mundo, tanto que ya al final de la actividad del sábado el único excampeón y alguna vez ganador de la chaqueta verde que sigue con vida es el estadounidense Jordan Spieth, el “Chico Maravilla” de la edición del 2017.
En el caso de Abraham Ancer, el mexicano cerró su tercer recorrido en el Masters con 75 golpes y cayendo 22 escalones quedó en el lugar 43° del evento, muy lejos de las expectativas con un total de 219 impactos. 

Deja un comentario