León cerró ganando, 2-1 al Atlas, la actividad de la jornada 7 del Torneo Guardianes 2020.
El equipo rojinegro tuvo 30 primeros minutos muy buenos en la cancha esmeralda, apretando y trabajando con solidez e incluso se fueron adelante con gol del ecuatoriano Renato Ibarra al minuto 10.
Sin embargo al 35 después de una gran combinación entre Luis Montes, Fernando Navarro y Emanuel Gigliotti, el argentino solamente empujó la pelota al fondo del marco de Camilo Vargas para el 1-1 y sólo 3 minutos despúes, al 38, el propio Navarro logró la voltereta 2 a 1 en otra gran maniobra culminada con un zurdazo pegado al palo.
Lo malo fue escuchar el dramático grito de  dolor del tapatío Edgar Zaldívar cuando se lesionó. al minuto 39, los ligamentos de la pierna derecha, en una acción accidental con William Tesillo. 
El joven rojinegro se revolcaba de dolor y lloraba al mismo tiempo pero lo que dio pena y coraje fue ver que no hubo carrito especial para trasladarlo a una ambulancia u hospital para ser revisado.  El médico y los utileros del Atlas tuvieron que cargarlo a la “antigüita”, lo que fue increíble e imperdonable.
En el resto del partido León bajó el ritmo y manejó el marcador sin peligros en su arco hasta el final del juego que Atlas cerró con 10 hombres por la roja para Edyairth Ortega al minuto 63.
Con este duelo terminó la jornada 7, con Cruz Azul como el solitario líder con 16 puntos,  seguido precisamente por el León y sus ya 14 unidades, mientras que el Atlas sigue hundido en el sótano de la tabla, como el peor equipo  con solamente 5 puntos de 21 disputados.

Deja un comentario