Mirando hacia el futuro la Fórmula Uno presentó el “Combustible E10”, un nuevo compuesto que ayudará a reducir costos y a reducir la emisión de gases sin perder la potencia y el impulso que necesitan los autos para seguir compitiendo al más alto nivel.
Con la meta en ser Net Zero Carbón para el 2030, la F1 comenzará a utilizar en el 2022 su nueva mezcla de 90% de combustible fósil y 10% de etanol y con la llegada también para el próximo año de la nueva generación de motores y las nuevas regulaciones a la competencia, el cambio total a un “combustible directo 100% sostenible” se espera completar para el 2025.
Dicho combustible, creado en laboratorio, será capaz de reducir hasta en un 65% la emisión de gases de efecto invernadero sin la necesidad de modificar el armado ni el funcionamiento de los actuales motores de combustión estándar, por lo que además este nuevo  combustible podrá también ser utilizado en masa por los autos comunes dentro de poco tiempo.


En la Fórmula Uno este compuesto tendrá la misma  densidad de energía requerida para mantener la velocidad y potencia de respuesta en los monoplazas del Gran Circo, por lo que la tan espectacular competencia no se verá afectada en ese aspecto. 

Lo que está claro es que la Fórmula 1 ha emprendido un camino para ser más sostenible. Ya empezó la andadura con los motores híbridos implantados en 2014 y el siguiente objetivo parece que es conseguir que las unidades de potencia funcionen con combustible sintético o neutro en carbono en cuyo proceso de fabricación capturan CO2.

La fabricación de este tipo de combustible se produce en un edificio especial que utiliza la electricidad producida por las energías renovables. Allí se separan las partículas de hidrógeno del agua para unirlas con el CO2 reciclado de otras industrias y las moléculas de dióxido de carbono apresadas en los filtro de aire, dando como resultado esta gasolina que puede impulsar cualquier tipo de motor.

n <

En España, empresas como Repsol ya llevan a cabo un programa con el fin de desarrollar e implantar este producto. Ahora parece que será la Fórmula 1, la categoría reina del automovilismo, el banco de pruebas de la misma. Si es un éxito, la FIA intentará por todos los medios llevar esta gasolina a todas sus categorías.

Deja un comentario