Además del mundo deportivo, existen otros universos como el de la danza que permite que la adrenalina de sus ejecutantes llegue de manera directa a sus espectadores. Mucho más si una trayectoria dentro del baile se ha forjado a través de una lucha de superación contra el racismo.

Es el caso de la bailarina afroamericana Precious Adams, quien ha sobrellevado este tipo de conflictos dentro de su carrera en la danza, y de quien conoceremos un poco más.

Adams comenzó a estudiar ballet clásico a la edad de nueve años con Sergey Rayevskiy en la Academia de Ballet Clásico Ruso en Wixom, Michigan. Además participó en tres cursos intensivos de verano consecutivos con el Teatro de Ballet Americano, entrenando con Kevin Reeder y Franco de Vita, donde recibió dos veces la Beca Catherine Zeta Jones.

Al llegar a los once años, estudió en la Escuela Nacional de Ballet en Toronto bajo la dirección de Mavis Staines. Tres años después fue seleccionada para estudiar en The Princess Grace Academy of Classical Dance en Monte Carlo bajo Roland Vogel y Luca Masala.

Para el 2011 fue seleccionada para participar en el programa patrocinado por el Departamento de Estado de EE. UU. NSLI-Y Idioma ruso y Academia de Ballet Bolshoi programa de verano. 

En el verano de 2013, actuó en la sexta gala anual Stars of Russian Ballet en Michigan. En 2014, ganó dos premios en el Prix ​​de Lausanne En Suiza.

Y fue justamente mientras que estudiaba en la Academia de Ballet Bolshoi, que Adams enfrentó discriminación debido a su raza, incluida la exclusión de las actuaciones, la imposibilidad de participar en las audiciones, tratando de mantenerla a raya de las actividades debido a su color.

Afortunadamente no lograron borrarla del mapa de la danza, y su estela continuó, Adams es actualmente bailarina con el Ballet Nacional Inglés. Se incorporó al English National Ballet en 2014.

LOS COLORES DE LA DANZA

Un caso curioso surgió en septiembre de 2018, ya que Adams anunció que ya no actuaría en el escenario con medias rosas, sino que usaría medias marrones para combinar con su tono de piel. Por lo que recibió críticas dentro de la industria del ballet por su decisión, pero fue apoyada por el director del English National Ballet.

Apenas en el 2019 fue nombrada como uno de los BBC 100 Mujeres, una lista de 100 mujeres inspiradoras e influyentes de todo el mundo. 

Y el año pasado Adams participó en Misty Copeland una recaudación de fondos, tras los impactos de la pandemia de coronavirus 2019-2020 dentro de la comunidad de la danza. Ese fondo se destinó a las compañías de bailarines participantes y otros fondos en ayuda completa a la danza.

Seguramente vienen más triunfos para la bailarina, aquí más de su historia:

Deja un comentario