• octubre 8, 2020
  • Karina Elian
  • 0

EL CUENTO CONTRA EL ABUSO SEXUAL INFANTIL

Dentro de la literatura encontramos infinidad de temas que nos ayudan a profundizar más allá en diferentes tópicos importantes para nuestra sociedad.

Incluso sirviendo de guías para fortalecernos en materias de nuestro interés, uno de esos temas que es de suma relevancia es el que gira en  torno al abuso sexual infantil, pero gracias al trabajo realizado por el Consejo de Europa, existe una guía para frenar este tipo de acontecimientos.

Y es que los números de casos (documentados) estiman que uno de cada cinco niños es víctima de violencia sexual, incluido el abuso sexual.

Los padres cada vez requieren de herramientas que les permitan acercarse a sus hijos con el tema no solo de la sexualidad, sino de la prevención del abuso sexual. Por ello dentro del marco de su campaña denominada “UNO DE CADA CINCO”, (debido al índice de víctimas), publicaron el libro “KIKO Y LA MANO”, para poner fin a esta violencia.

EL CUENTO COMPRENDE CINCO CONCEPTOS BÁSICOS 

El protagonista de este cuento es Kiko, un niño cuyo mejor amigo es Mano. Al principio, Kiko pregunta de qué sirve tener una sola mano como amigo, y ésta le va enseñando todo lo que puede hacer con ella: le da pastel cuando quiere algo dulce, toca el piano cuando quiere bailar y no tiene música e incluso hace de avión para que pueda volar. Pero, de repente, Mano empieza a preguntarle sobre dónde puede tocar a Kiko.

El cuento, de acuerdo con el Consejo de Europa, comprende 5 conceptos básicos en el tema de la educación sexual y de la prevención del abuso:

*TU CUERPO ES TUYO.

Debemos enseñar a los niños que su cuerpo les pertenece y que nadie puede tocarlos, acariciarlos, abrazarlos, besarlos o tener contacto físico con ellos sin su permiso. 

*BUENA FORMA DE TOCAR, MALA FORMA DE TOCAR.

Debemos decir a los niños y niñas que no está bien que alguien mire o toque sus partes privadas o que les pidan que miren o toquen las partes privadas de otra persona. 

*SECRETOS BUENOS, SECRETOS MALOS.

Es importante enseñar a los niños la diferencia entre los secretos buenos y malos, y crear un clima de confianza. Explicarles a los niños que no hay razón alguna para tener secretos con sus padres es una regla de oro.

*LA PREVENCIÓN Y LA PROTECCIÓN SON RESPONSABILIDADES DEL ADULTO.

Cuando los niños son objeto de abuso sienten vergüenza, se sienten culpables y tienen miedo. Los adultos debemos evitar crear tabúes en torno a la sexualidad, para asegurarnos de que los niños sepan a quién dirigirse si están preocupados, nerviosos o tristes.

*CONOCER SU RED DE SEGURIDAD.

Se debe informar a los niños de los adultos que pueden formar parte de su red de seguridad. Se les debería alentar a elegir a adultos en los que pueden confiar, que estén disponibles y dispuestos a escucharles y ayudarles.

Conoce más sobre esta guía que permite tomar acción contra el abuso sexual a menores.

Deja un comentario