Por René Sánchez

Primer fracaso de la “Era Peláez” en el Guadalajara.  Así de duro fue el golpe de la eliminación en la Copa MX.  

Primero porque se trataba de un rival de la Liga de Ascenso, segundo porque ya habían logrado empatar el global después de un pésimo partido en la ida. Tercero porque ellos mismos sentenciaron su andar en el Clausura 2020, al prometer que no se hablaría nunca más de derrotas y sí de triunfos y títulos.  Cuarto y último porque la inversión realizada (verdadera o no) le dejará muy poco margen de error a los rojiblancos,  sobre todo ante su gente, aunque cualquiera con un poco de experiencia en esto, sabría que solamente con el tiempo obtendrán mejor entendimiento y juego de conjunto, quizá los resultados esperados, así como que los problemas de lesión, han complicado el panorama pese a contar con un plantel más amplio, algo que de todas formas nadie aceptará como excusa ni pretexto.

Caer en casa 2-1 en el primer duelo ante los Dorados mató mentalmente al nuevo Rebaño Sagrado, la presión mediática (que siempre habrá en este club) sobre el “Flaco” Tena y sus jugadores fue constante y exagerada pero inevitable. 

Aún así en el segundo partido un golazo del “Chicote” Cristian Calderón metió a las Chivas en la pelea, empatando a dos el global en Culiacán, pero ya en los penales, dónde dicen que es como un “volado”, un mal cobro de Miguel Ponce fue lo que cambió todo el panorama: las portadas de los diarios, las reacciones de sus aficionados, las críticas de la prensa, las burlas así como el sarcasmo y la estabilidad de un proyecto que ciertamente apenas está empezando, que no tiene tiempo para estarlo explicando, un proyecto  para el que lamentablemente no habrá paciencia ni tolerancia. 

Otros resultados de Copa:

  • Toluca 3-2 Atlas (4-4 global y 5-3 penales)
  • Pachuca 3-1 Venados (4-2 global)
  • Xolos 1-0 Atl.San Luis (2-0 global)
  • Dorados 0-1 Chivas (2-2 global y 6-5 penales)

Deja un comentario