El Inter de Milán se impuso este martes al Viktoria Pilsen por 0-2, en la segunda jornada del Grupo C, y cumplió con su papel de favorito en un duelo en el que desperdició muchas ocasiones de gol y en el que destacó el bosnio Edin Dzeko por su tanto, asistencias e intenso trabajo.

Comenzó el primer acto con el Pilsen sin presionar, con un bloque bajo, pero los italianos no encontraban vías de acceso al área de Stanek.