• diciembre 31, 2019
  • Maximo Astudillo
  • 0

 Por Alex Rodríguez

El 1 de marzo de 1969 Miami recibía a The Doors. El día del evento Morrison llegó 20 minutos tarde, y cuando salieron al escenario el ambiente ya estaba muy tenso debido al retraso del concierto. Estimulado por las bebidas que había ingerido previamente, intentó transmitir un mensaje aún mayor que el de la música.

El escándalo desembocó en el arresto del cantante, que se vio obligado a pagar una fianza y tuvo que apelar la condena de seis meses de cárcel, sentencia que nunca llegó a cumplir.

En 1970, Jim Morrison era sentenciado a 6 meses en la cárcel, después de ser condenado por conducta obscena durante un concierto en Miami. 

En el 2010, después de 41 años, la Junta de Clemencia de Florida había tomado la decisión de otorgarle el perdón póstumo al icono del rock.

Deja un comentario