• noviembre 7, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


Saúl “El Canelo” Álvarez cumplió su promesa y noqueando al invicto Caleb Plant se convirtió en el histórico primer boxeador que unifica y se adueña de los cuatro cetros de la categoría de los Supermedianos. 
El boxeador orgullosamente mexicano confirmó que es el mejor libra por libra y aunque llegó muy hambriento al combate contra el norteamericano y con la inteligencia que proviene de su esquina, supo controlar su ansiedad por noquear y tuvo la paciencia para esperar el momento justo para acabar con el complicado enemigo de esta noche en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, Nevada, que se rindió ante la grandeza del tapatío. 
El estadounidense arrancó con mucha movilidad y le complicó los primeros tres episodios al mexicano pero la potencia del “Canelo” fue mermando la resistencia de su rival y sus golpes empezaron a tener un efecto devastador en el físico y en la valentía del norteamericano que aún así logró acertar uno que otro puñetazo en movimientos de  contrataque.
El cansancio sin embargo le llegó de golpe a Plant en el undécimo asalto y un certero gancho de izquierda directo al rostro de Caleb terminó con la pelea, le apagó la luz al estadounidense y encendió el eufórico y merecido festejo del propio “Canelo” y de todos sus seguidores por arrebatarle el cinturón de la FIB, de la Federación Internacional de Boxeo, a su nueva víctima y coleccionar ahora sí, todos los cinturones de su categoría: el del CMB, el de la OMB, el de AMB y ahora el de la FIB
Saúl, indiscutido monarca de las 168 libras tiene marca ahora de 57 victorias y una derrota con 39 nocauts y dos empates y le rompió el invicto a Plant que dejó su foja en 21-1 y 12 nocauts.

Deja un comentario