• agosto 25, 2022
  • Maximo Astudillo
  • 0

Tennys Sandgren, jugador de tenis norteamericano, sí podrá jugar el Grand Slam a pesar de tampoco haber recibido ninguna dosis contra la Covid-19.

El serbio Novak Djokovic anunció este jueves su renuncia a participar en el próximo Abierto de Estados Unidos de tenis, al no poder acceder al país por no cumplir con el requisito de vacunación contra el coronavirus.

“Lamentablemente, esta vez no podré viajar a NY para el Abierto de EEUU. Gracias #NoleFam por vuestros mensajes de amor y apoyo. ¡Suerte a los demás jugadores! Me mantendré en buena forma y con estado de ánimo positivo y esperaré una oportunidad para volver a competir. ¡Nos vemos pronto mundo del tenis!”, escribió en su cuenta de Twitter.

La polémica por la no vacunación contra la Covid-19 va a acompañar a Novak Djokovic durante todo este 2022. Su participación en el US Open, el cuarto Grand Slam de la temporada. Una situación que podría resucitar lo ya vivido a principios de curso con la enorme polémica que se generó en torno a su participación en el Open de Australia. El tenista serbio ha hablado en su país sobre esta cuestión y defiende que no encuentra “una lógica científica”.

Sobre todo, porque Tennys Sandgren, uno de los pocos jugadores no vacunados del circuito que, al estar en suelo patrio, sí podrá disputar el torneo neoyorquino. El estadounidense ha defendido a Djokovic públicamente expresando su “vergüenza” porque la USTA (la asociación de tenis de EEUU y organizadora del torneo) “no luche por una exención para Novak”. “¿Puedo jugar pero él no? Ridículo”, expresaba en su cuenta de Twitter.

Ahora mismo, cualquier persona no vacunada no puede entrar a los Estados Unidos. “He oído que algunas personas se salieron con la suya y que pudieron acceder, gente que no es famosa, pero ni tan siquiera me plantearía ir allí si no está permitido”, expresa un Djokovic. Si no le dejan participar en el US Open, “no es el fin del mundo”. En cualquier caso, deja claro que está “totalmente centrado en Wimbledon” con el objetivo de revalidar el título en el que podría SER SU ÚLTIMO GRAM SLAM.

Por otro lado, la dirección del US Open si permitirá competir a Medveded y Rublev aunque tendrán que hacerlo en condiciones especiales. Siempre con una bandera neutral y sin poder exhibir sus colores nacionales. Ahora mismo, ‘Nole’ no podría poner un pie en Nueva York. De hacerlo, se arriesgaría a vivir una situación muy similar a la que ya padeció en Melbourne a principios de año y que terminó con su extradición.

Lo que el jugador serbio y todo su equipo esperan es que, en los dos meses que todavía restan para que se inicie el evento, la situación respecto a la antigua pandemia pueda relajarse aún más. Así, el gobierno estadounidense podría eliminar esta medida que ahora mismo impide al actual número tres del mundo llegar hasta sus fronteras para jugar sus torneos. En caso de que esta situación no cambie, no solo afectaría lógicamente a su participación en el US Open, sino a todos los torneos de la gira americana de pista rápida que se celebren dentro de territorio estadounidense.