• junio 27, 2020
  • Raúl Vega
  • 0


Ante los rebrotes del covid-19 en distintos  países y el riesgo que esto implica para la salud de jugadores y público, la Federación Internacional de Tenis decidió cancelar definitivamente las fases finales de sus torneos por equipos más importantes en el calendario del 2020: la Copa Davis (para varones) y la Copa Federación (para damas).
En el caso del torneo por la famosa “ensaladera de plata”, éste estaba programado para celebrarse del 23 al 29 Noviembre y por segundo año consecutivo en la Caja de Madrid, pero esta edición del 2020 fue aplazada y se llevará a cabo hasta el 2021 prácticamente en las mismas fechas, mientras que en el caso del certamen femenil, que se suspendió desde su fecha original del 14 al 19 de abril, no podrá reponerse este año, como todavía la ITF tenía esperanza, y tendrá que reprogramarse para abril del 2021 ya que su sede, las canchas del Laszlo Pop Arena de Budapest en Hungría, deben estar cerradas por orden del gobierno local, lo que hace imposible su realización en el cierre de este 2020. 
Ambas competencias respetarán las etapas clasificatorias ya disputadas antes de la pandemia, por lo que aquellos equipos (países) que hayan conquistado su boleto para la fase final del 2020, 18 para la Copa Davis y 12 para la Copa Federación, tendrán garantizado su lugar en el 2021, pero lo que no podrá resarcirse serán las enormes pérdidas económicas por la cancelación de ambos eventos.
En España por la Copa Davis se esperaba un ingreso de al menos 50 millones de euros así como la generación de 600 empleos temporales y en Hungría por la FedCup se tenían proyectados 25 millones y trabajo para unas 300 personas durante la competencia.
En su historia de 57 años, desde 1963, la FedCup nunca se había cancelado pero la Copa Davis, creada en el año 1900, ya había sufrido otras 12 suspensiones por diversos motivos. 

Deja un comentario