En una decisión sin precedentes, el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el 2021 permitirá a las atletas que sean madres en etapa lactante, viajar con sus hijos o hijas al país asiático si así lo desean. 
Tal decisión es consecuencia directa de las quejas de Kim Gaucher, una de las integrantes del equipo de basquetbol femenil de Canadá, quien denunció que le habían negado el  derecho de amamantar a su bebé durante la realización de los Juegos y por alrededor de tres meses, un conflicto que la puso bajo mucho estrés durante un par de meses porque se le había dicho que debía decidir si competir o estar con su bebé, lo que calificó y reportó como totalmente injusto e inhumano.  
Muchas otras deportista que se habían manifestado en contra de abandonar durante tanto tiempo a sus hijos agradecieron el cambio en la reglamentación sobre cómo será la  convivencia en la Villa Olímpica con las atletas-madres y como harán para que la decisión tampoco afecte al resto de los atletas que quizá no esten de acuerdo en escuchar el llanto de un bebé mientras descansan, ya que al mismo tiempo los protocolos sanitarios en Japón y la organización de los Juegos no petmitirán que otros familiares de los atletas ingresen al país. 
Por ello también se ubicará a las atletas-madres y a sus bebes lactantes, previo aviso a las autoridades pertinentes, en hoteles aprobados, en los cuáles podrán permanecer juntos durante la justa. 

Deja un comentario