• agosto 21, 2020
  • Raúl Vega
  • 0


Buscando aumentar la lista de nombres de importancia en su cuadro principal la organización del US Open 2020 reiteró y destacó su invitación a dos veteranos del deporte blanco y excampeones de este Grand Slam, Andy Murray y Kim Clijsters, para que participen en el certamen en la “Burbuja” de Nueva York a finales del mes de agosto.
El británico (nació en Escocia) de 33 años ha dejado atrás un verdadero calvario de lesiones y tras ausentarse en 2019 precisamente por molestias físicas, regresará motivado al Abierto de los Estados Unidos, un torneo que ganó en el ya lejano 2012, hace 8 años, derrotando en la final al hoy número uno del mundo, Novak Djokovic.
Lo único malo es que Murray no juega un partido oficial desde noviembre del año pasado, pero su ilusión y su buen humor ya invadieron la urbe de hierro desde hoy pues antes del US Open jugará también en Cincinnati.
Mientras tanto, para la belga de 37 años esta será su décima participación en Flushing Meadows donde ganó los títulos del 2005, 2009 y 2010 y regresar después de siete años de retiro voluntario por una cuarta corona representa todo un reto. 
Otros Wild Cards para el US Open fueron entregados a diversas promesas del tenis estadounidense como Brandon Nakashima, Sebastián Korda, Ulises Blanch, Thai-Son Kwiatkowski, Michael Mmoh, Maxine Cressy y J.J.Wolf entre los varones, así como a Caroline Dolehide, Usue Arconada, Ann Li, Cici Bellis, Francesca Di Lorenzo, Robin Montgomery y Whitney Osuigwe.