Hace un año justamente, las salas de cine que aún podían ser llenadas, disfrutaban del estreno de una de las más recientes epístolas de amor y enredos por demás clásicas del genio del cine Woody Allen, la cinta “A RAINY DAY IN NEW YORK”, llegaba a las salas finalmente tras la pausa en la que tenían a Allen derivada de todos los ataques en los se vio envuelto al ser acusado de delitos sexuales. Por ello en otoño del 2019 al fin conocíamos la historia que de nuevo ponía a la ciudad de Nueva York como una protagonista más de la cinta, lo que cualquier seguidor del trabajo de Woody sabe que es una constante en su forma de hacer cine.

La trama de la cinta gira en torno de Gatsby Welles interpretado por “Timothée Chalamet” y Ashleigh personificada por “Elle Fanning”, quienes son una joven pareja enamorada de universitarios que se dispone a pasar un fin de semana en la ciudad de Nueva York.

Ella va a entrevistar al reconocido cineasta Roland Pollard realizado por “Liev Schreiber”, que pasa por un momento de crisis creativa, y durante su azarosa aventura conocerá al cautivador actor Francisco Vega interpretado por el mexicano “Diego Luna”.

Por su parte, Gatsby también conocerá a una joven, Chan creada por “Selena Gómez”, quien le ayudará a poner en orden sus sentimientos.

Todos estos encuentros y desencuentros estarán rodeados de esa locura psicológica que caracteriza a los personajes creados por su director, además de ese amor por la lluvia y sus consecuencias. Detalles en los diálogos, belleza en los más complejos errores del ser humano, así como señalamientos en la conducta de cada expresión hacen una delicia con los tonos de comedia necesaria.

LA BANDA SONORA GIRANDO BAJO LA LLUVIA

Ninguna de las películas de Woody pasa inadvertida, así como de poderosa sea la narrativa de cada uno de sus proyectos, lo son también las notas que son seleccionadas para acompañar cada una de las escenas. En esta ocasión no será la excepción encontrar el clásico jazz que su creador ama, pero además tendrá ciertos tintes de pop y de música clásica.

En la película suena una atractiva mezcla con varias piezas de “Errol Garner”, y creaciones del “American Songbook”, el personaje de Chalamet incluso menciona que necesita “una balada de Irving Berlin”.

Recordemos que desafortunadamente toda esta controversia en la que fue lanzada la cinta, afectó en varios aspectos, uno de ellos en la edición de su propia BSO (Banda Sonora). Ya que ninguna discográfica quiso publicarla, decisión aún más sorprendente cuando la popular Selena Gomez forma parte del reparto y Timothée Chalamet canta la pieza “Everything Happens to Me”, de Tom Adair y Matt Dennis, durante la historia.

Lo único que podemos disfrutar es de una playlist de las canciones incluidas en el soundtrack, disponible en algunas plataformas digitales, al igual que la cinta que también está disponible en streaming.

Deja un comentario