Karim Benzema no pasó ninguna prueba en la víspera del derbi madrileño del Metropolitano y se confirmaron los malos presagios que durante la semana salieron desde el club madridista, confirmando la baja del delantero francés en el duelo ante el Atlético Madrid por la lesión muscular que le mantendrá de baja hasta el 2 de octubre.

Los intentos de Benzema de llegar a tiempo para el derbi han sido infructuosos. El sábado no cambió nada respecto al resto de la semana y al francés no se le vio trabajar sobre el césped en el inicio de entrenamiento del Real Madrid abierto a la presencia de los medios de comunicación.

SIMEONE LLEGA Y SUPERA LOS 407 PARTIDOS DE LUIS ARAGONÉS

Mientras se centra en su “lugar de entrenador”, ajeno a la polémica surgida con los bailes de celebración de Vinicius frente al Mallorca, Diego Simeone superará este domingo los 407 partidos en la Liga de la leyenda Luis Aragonés como entrenador del Atlético de Madrid en el derbi frente al Real Madrid, del que destacó su “extraordinario equipo” y al que se opone ya con Jan Oblak listo para volver a la competición tras dos encuentros de baja.

“Creo que el tiempo va relacionado a los resultados, a un gran trabajo de parte del club siempre dándome la posibilidad de tener grandes futbolistas y especial y únicamente por tener jugadores comprometidos. Y hemos tenido todo este tiempo jugadores muy comprometidos. Soy afortunado como entrenador de haber podido pasar tantos años con diferentes jugadores y distintas transiciones como hemos vivido de algunos que se fueron y otros que han llegado para seguir manteniendo lo más complejo y difícil en el fútbol: jugadores entregados a una causa. Soy un afortunado como entrenador, porque si no no podría haber estado tantos años, claro está”, valoró de su década al frente del Atlético.


Invencible el Real Madrid, vigente campeón, actual líder y protagonista de un pleno imponente e inigualable a lo largo de las cinco grandes Ligas europeas, y enigmático e imprevisible el Atlético de Madrid, cinco puntos por detrás, el derbi de este domingo en el Metropolitano descarga la presión al conjunto rojiblanco, con Jan Oblak ya listo; ofrece una ocasión al equipo blanco, sin Karim Benzema; y entra en ebullición paralelamente entre la controversia por los bailes de celebración de Vinicius.

“Si al final marca un gol y decide bailar es lo que ha querido hacer. ¿Que si lo entendería o no? Cada uno tiene su forma de ser y celebra los goles como quiere”, dijo Koke Resurrección en declaraciones a ‘Movistar’. Y, preguntado de nuevo (¿Y tú entenderías a la afición del Metropolitano? Seguro que habría respuestas, le interroga la periodista), contestó: “Pues habría lío seguro. Lo más normal”.