Ya sin Lionel Messi en la cancha y fuera del club, el Barcelona disputó una edición más del Trofeo Joan Gamper y con una muy agradable actuación derrotó y goleo 3-0 a la Juventus de Turín. 
El equipo de Ronald Koeman ya no contó con el gran astro argentino ni con su playera número 10 en la alineación, sin embargo el “Pelusa” fue coreado al minuto 10 de la primera parte por los casi 3 mil aficionados culés que estuvieron en las tribunas del Mini Estadio Johan Cruyff de la Ciudad Deportiva del club, algo que sentenciaron varios seguidores que realizarán de aquí en adelante en todos los partidos del equipo. 
Ante esta situación, alguien tenía que echarse el equipo al hombro y ese fue el neerlandés Memphis Depay, anotador de un gol y asistencia para otro, siempre activo y trascendente en el juego. Depay jugó por derecha en la ofensiva azulgrana y Antoine Griezmann lo hizo por izquierda con Martin Braithwaite como centro delantero y precisamente el danés y el canterano Riqui Puig, con una gran ejecución de zurda, le marcaron gol también a la Vecchia Signora que contó en sus filas con Cristiano Ronaldo pero sin que el portugués pesara en el primer juego de la era post-Messi.
Con este resultado el Barcelona conquistó el Trofeo Joan Gamper por 44° ocasión y su primer partido oficial en el torneo de Liga será el domingo 15 de agosto ante la Real Sociedad. 

Deja un comentario