El jugador argentino Sergio ‘Kun’ Agüero anunció este miércoles, a los 33 años de edad, su retirada del fútbol profesional debido a la arritmia cardíaca que sufrió el pasado 30 de octubre en un partido con el FC Barcelona, su último club como jugador profesional, una decisión que ha tomado porque, según dijo, “la salud es lo primero”.

El anuncio tuvo lugar en un acto celebrado en las gradas del Camp Nou a la que asistieron, entre otros, el presidente de la entidad catalana, Joan Laporta, la plantilla del Barcelona, y Pep Guardiola, entrenador del Manchester City, club en el que Agüero militó entre los años 2011 y 2021

Arropado por su familia, por los compañeros y la directiva del Barcelona, también por Pep Guardiola acudió con el director deportivo del Manchester City, Txiki Begiristain–, incluso en presencia de representantes de LaLiga y del Atlético, y hasta del cónsul argentino en Barcelona, el Kun dijo adiós a la pelota. “Bufff”, se arrancó con las cuencas llenas de lágrimas, incapaz de articular palabra y animado por los aplausos de la gente reunida en el Camp Nou. “Ya va, ¿eh?”. Y pudo con ello: “Esta conferencia es para comunicar que he decidido dejar de jugar al fútbol profesional”, se arrancó. Y añadió: “Tomé la decisión hace 10 días, aunque hice todo lo posible para ver si había alguna esperanza. No había mucha”.

Con un discurso entrecortado, sonándose la nariz y limpiándose las lágrimas, Kun siguió: “Estoy muy orgulloso por mi carrera, feliz. Siempre soñé con jugar al fútbol desde que con cinco años toqué una pelota. Mi sueño era jugar en Primera, nunca pensé en llegar a Europa. Así que gracias a Independiente (2003-2006), también al Atlético (2006-2011) porque apostó por mí con solo 18 años, a la gente del City (2011-2021), que saben lo que siento, donde dejé lo mejor. Y también al Barça (2021), que es increíble, uno de los mejores equipos del mundo. Y claramente a la selección argentina que es lo que más amo”. Laporta recogió el testigo antes de hacer mutis por el foro porque era el acto del Kun. “Nos hemos quedado con las ganas en el Barça, pero has tomado la decisión correcta. Has sido un jugador de reconocimiento mundial, un goleador nato. Pero dejas también tus amistades, tu simpatía… Ojalá hubieras llegado antes, como cuando jugabas en el Atletico porque eras la envidia de todos”, resolvió el presidente azulgrana.

Cuestionado por cómo fue el proceso de asimilar el adiós, añadió: “Las primeras dos semanas fueron duras, pero cuando me hice la primera prueba física en la clínica, los médicos me llamaron para decirme que había una posibilidad muy grande de que no debería seguir. Empecé a mentalizarme, pero no fue fácil. Luego me dijeron que era definitivo y, aunque tardé unos días en procesarlo, estoy bien. Pero fue difícil”. Y agregó: “Menos mal que fue ahora y no antes, de chico”. Más que nada porque tiene una carrera bordada en oro. “Estoy contento por los títulos que he ganado. Hice todo lo mejor para mí y para el club que jugué”, expuso. En sus vitrinas tiene una Liga Europa y una Supercopa con el Atlético (2010); cinco laureles de Premier, tres Community Shield, seis copas de la Liga inglesa y una FA Cup con el City; además de dos Mundiales Sub 20, unos Juegos Olímpicos (2008) y la Copa América de 2021 con Argentina. También quiso destacar los momentos más importantes en su carrera, pues sumó 426 dianas –además de 111 asistencias– en 788 encuentros. “Me quedo con un gol muy lindo que hice en Independiente ante Racing con 17 años, pero no es que tenga nada contra ellos, ¿eh?”, enumeró con su sonrisa pícara, consciente de que es el enemigo; “también conla Liga Europa que ganamos con el Atlético, además del tanto que sirvió para ganar la primera Premier con el City (2012). Y también el gol al Madrid. Que para ser mi último gol, no está mal, ¿no?”.

Deja un comentario