• junio 11, 2020
  • Raúl Vega
  • 0


Las molestias físicas que seguía sintiendo Roger Federer no pudieron ser superadas y el suizo fue sometido a una nueva intervención quirúrgica, por lo que para él se terminó ya la temporada del 2020. 
Su “Majestad” se sometió en febrero pasado a una artroscopia en la rodilla derecha pero después de 4 meses no pudo recuperarse y decidió pasar nuevamente por el quirófano para buscar el remedio definitivo, sacrificando los pocos eventos que restan del 2020 y planeando volver hasta el 2021, ya con 39 años de edad (los cumple en agosto) y posiblemente buscando retirarse en la cancha, jugando, y no sentado en su hogar en Basilea. 

La Artroscopia es un procedimiento que repara muy bien la rodilla y como es poco invásiva la rehabilitación es pronta.


Federer, tercero del ranking de la ATP, es el máximo ganador de títulos de Grand Slam de toda la historia con 20 en su larga y exitosa carrera, pero no ha ganado ninguno desde el 2018 y tanto el español Rafael Nadal (34 años), que suma 19, como el serbio Novak Djokovic (33 años), que acumula 17, están cada vez más cerca de igualar al helvético.
A través de sus redes sociales, Roger, que deseaba disputar el torneo olímpico en Tokio y reaparecer en Wimbledon (ya cancelado) mandó un mensaje a sus fans informando su decisión y asegurando que volverá al 100% y en su mejor nivel en la próxima temporada del deporte blanco.