• enero 10, 2020
  • Rene Sánchez
  • 0

Por René Sánchez 

Se acabó la buena racha de Rafael Nadal, aún así España superó a Bélgica 2-1 y logró avanzar a las semifinales de la ATP Cup. 

Antes de perder el primer punto de la serie ante David Goffin el tenista No.1 del mundo acumulaba 16 partidos seguidos sin un descalabro, tanto en singles, como en dobles, en duelos tanto oficiales, como de exhibición. 

Sólo dos colegas habían logrado vencerlo en los últimos 49 partidos de todo tipo. Federer en Wimbledon y Zverev en Londres. Pero nadie más. Hasta que llegó Goffin para sorprender al mallorquín, además en solamente dos sets por 6-4 y 7-6, jugando casi 2 horas y media bajo una temperatura que con todo y sensación térmica llegaba a los 30 grados centígrados con humedad del 64%.

Afortunadamente Roberto Bautista logró empatar la serie al vencer en dos parciales de 6-1 y 6-4 a Kimmer Coppejans, mandando el duelo hasta el extremo del dobles, que fue todo un desafío para el físico y los nervios de los cuatro contendientes ya que la serie en total duró más de siete horas y media.

Y España se impuso, pero no fue nada sencillo.

Carreño y Nadal bregaron de lo lindo. Corrieron y se coordinaron, pero también lo hacían sus rivales Jaron Vliegel y Sander Gille, obligando al desempate que se definió por una genialidad de Rafa combinada con doble falta de Vliegel. Los parciales lo dicen todo: 

6-7, 7-5 y 10-7 y ahora La Armada, con todo en contra, enfrentará a los anfitriones, a la Australia del polémico Kyrgios en semifinales. ¡Como para chuparse los dedos!

Deja un comentario