• febrero 18, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


Naomi Osaka no dejó a Serena Williams seguir soñando con su título 24 de Grand Slam y la venció en la primera de las semifinales del Abierto de Australia. 
Al quedar fuera tanto Ashleigh Barty como Simona Halep, números 1 y 2 de la WTA, así como la monarca del año pasado, Sofía Kenin, la tenista japonesa ya se había convertido en la máxima favorita para conquistar el título en Melbourne pero le faltaba confirmarlo ante la gran veterana de 39 años y lo hizo en 75 minutos por 6-3 y 6-4, emulando aquella final del 2018 en el US Open cuando Naomi derrotó a Serena por primera vez. 
El último Grand Slam que ganó la menor de las hermanas Williams fue el Abierto de Australia del 2017 y ya han pasado desde entonces 4 años, por lo que cada vez parece más complicado que Serena logre igualar el récord de Margaret Court aunque la estadounidense dijo que seguirá intentándolo. 
Osaka por su parte buscará su cuarto trofeo de monarca de torneo grande ante una primeriza como la estadounidense Jennifer Brady que derrotó en la otra semifinal a la checa Karolina Muchová por 6-4, 3-6 y 6-4. La norteamericana de 25 años disputará su primera final de un Grand Slam.