• febrero 18, 2021
  • Raúl Vega
  • 0


Novak Djokovic no dejó lugar a dudas y demostró porqué es el número uno del mundo al arrasar sin piedad ni miramientos con Aslán Karátsev en la primera de las semifinales del Abierto de Australia.
El serbio buscará su noveno título y el tercero consecutivo en el primer Grand Slam del año tras vencer en tres sets 6-3, 6-4 y 6-2 en una hora y 53 minutos al ruso de 27 años y la  gran revelación del certámen en Melbourne que sin embargo ya hizo historia llegando de la Qualy hasta la antesala de la gran final y quien llegando al evento como 114° del mundo terminará ubicado en el escalón 42 del ranking ATP, el mejor lugar de su carrera y con otro gran beneficio como lo serán los 850 mil dólares que se llevará de premio.
Nole llegó a su final número 28 en torneos de Grand Slam igualando a Rafael Nadal y poniéndose a tres de las 31 que ha disputado Roger Federer y además el nacido en Belgrado buscará su 18° título de un “major” para acercarse también a los 20 que acumulan tanto el español como el suizo. 
Con un día más de descanso que su rival en la gran final y ya recuperado de su lesión en el abdómen, Djokovic tendrá todo a favor para consagrarse otra vez como monarca en Australia y seguir en la cima del circuito ATP durante mucho tiempo más.