Ya se fué Ronald Koeman y ya dirigió el interino Sergi Barjuán pero nada cambió en el Barcelona que en la cancha sigue siendo indolente e ineficaz, por lo que no pudo vencer en su casa, el Camp Nou, al modesto Alavés con el que terminó empatando 1-1 en la jornada 11. 

El primer tiempo fue parejo en todos sentidos, incluso en opciones de gol, pero ninguno de los dos fue certero y por su parte los guardametas cumplieron también adecuadamente con su labor para que se fueran al vestidor con el mismo 0-0 con el que empezaron. 
Sin embargo, en un momento de claridad y apenas regresando al campo el neerlandés Memphis Depay marcó el 1-0 a los 49 minutos y Luis Rioja igualó 1-1 tan sólo tres minutos después, a los 52, volviendo a emparejar todo hasta el silbatazo final que dejó nuevamente frustrados a los blaugranas y plenamente satisfechos a los Babazorros.
El equipo de Sergi Barjuán, que debutó a otro canterano, al marroquí Abdessamad Ezalzouli, llegó así a 16 puntos, muy alejado de la cima, en el noveno sitio de la tabla y todavía en crisis, mientras el Alavés se alejó de la zona de descenso con 10 unidades ocupando el 16° sitio.

Deja un comentario