A una semana de arrancar la Temporada 2020,  el seis veces campeón consecutivo de la Fórmula Uno, el equipo Mercedes, tendrá que hacer cambios en su sistéma de frenos. 

La determinación por parte de la FIA, la Federación Internacional de Automovilismo, surgió por una protesta oficial de la escuderia Red Bull que sospechó durante las pruebas de pretemporada en Montmeló que el fabricante alemán utilizó un sistéma ilegal de ventilación para sus frenos traseros sacando ventaja de dicho dispositivo prohibido y tras el análisis del tema por parte de los técnicos e ingenieros de la FIA. se le comunicó al Jefe del equipo Mercedes que deberán modificar dicho problema o no podrán tomar parte en la primera fecha del serial, en el Gran Premio de Australia del próximo domingo 15 de marzo.

La regla al respecto especifíca que los canales de ventilación del sistéma de frenado en la F1 no puede exceder de 160 milímetros ya sea hacia arriba o hacia abajo en relación con el eje de los neumáticos traseros y el dispositivo que usó Mercedes, con un nuevo diseño con varios agujeros que aumentaban la dimensión total de las entradas de aire de enfriamiento, se salía de la norma y por ende necesitaba ser cambiado o disminuído de tamaño a la entera y total satisfacción de la FIA. 

La medida no solamente perjudicará al equipo del multicampeón Lewis Hamilton ya que otros como Racing Point, la escudería del piloto mexicano Sergio Pérez, utiliza también, por contrato de apoyo, algunas piezas, dispositivos y motores completos similares a los de Mercedes y por ello tendrán que realizar los mismos cambios para poder competir sin problemas en Australia y en general en toda la nueva campaña.

Con este asunto y la polémica también por algunas ileglidades pasadas por parte de Ferrari, la Temporada del 2020 de la máxima categoría pinta para ser muy competida dentro y fuera de las pistas porque ninguna escudería regalará absolutamente nada a sus rivales en la búsqueda de las victorias, los  podios ni los puntos.

Deja un comentario