Solamente tres jugadores en toda la historia de la NBA han conquistado en un mismo año los premios al Jugador Más Valioso de la Temporada regular y de la Fase Final así como el de Mejor Jugador Defensivo del Año.
Uno fue Michael Jordan quien lo logró en la temporada de 1988. El segundo en conseguirlo fue Hakeem Olajuwon en 1994 y el tercero es la nueva sensación del basquetbol estadounidense y reciente campeón de la NBA con los Bucks después de 50 años, Giannis Antetokounmpo. 
Así de importante y trascendente es lo que ha logrado en la temporada del 2021 el griego de 26 años que llegó a Estados Unidos en el 2013 como la selección global número 15 de la entonces intrascendente franquicia de Milwaukee. 
Apenas hace unos meses el gigante helénico firmó el contrato más alto en la historia de la NBA al recibir 228.2 millones de dólares a cambio de 5 temporadas y lejos de bajar los brazos y dedicarse a disfrutar de la buena vida, Giannis se aplicó aún más en busca de la gloria deportiva, porque la fama y el dinero ya eran algo conseguido por él después de 8 campañas en la mejor liga del mundo. 
Hoy se codea con los más grandes y el tiempo dirá si podrá igualárlos o superarlos con su segundo MVP de Temporada Regular y el primero en la fase de Playoffs así como su estreno como el Mejor Defensivo de la Liga.
Su nombre es muy complicado de escribir y de mencionar; pero Giannis Antetokounmpo lo hace ver todo fácil en la duela. 

Deja un comentario