Por segunda ocasión pero ahora sí de manera definitiva, el veterano guardameta italiano de 43 años, Gianluigi Buffon. anunció su salida de la Juventus de Turín.
El histórico portero termina su actual contrato con la Vecchia Signora en el próximo mes de junio y ante la inminente salida de su amigo, excompañero y director técnico, Andrea Pirlo, ha decidido abandonar también la institución bianconera sin pronunciarse aún sobre su futuro inmediato, que podría ser fichar en un club mucho más modesto para seguir en activo o el retiro definitivo. 
Buffon ya había salido del club turinés en una ocasión, en el 2018, para fichar con el Paris Saint Germain, pero regreso al año siguiente tomando un rol secundario con la Juventus, con la que ha conquistado 21 títulos: 10 de liga, 4 de Coppa, 6 de Supercopa italiana y uno de la Segunda División o Serie B, hasta donde acompaño lealmente al equipo cuando fue sancionado con el descenso por un supuesto amaño de resultados. 
Desde que llegó del Parma en el 2011 como el portero más caro de la historia a cambio de 53 millones de dólares, el nacido en Carrara en La Toscana, cubrió el marco bianconero en 683 partidos recibiendo 537 anotaciones. 
Con su longeva carrera y gracias a su innegable calidad y profesionalismo, el campeón del mundo con Italia en el 2006 es dueño de los récords de más partidos jugados en la historia de la Serie A con 656 y el de más juegos bajo los tres postes de la Squadra Azzurra con 176 y dicho por él, su único pendiente fue no haber podido ganar la “orejona”, el famoso trofeo de la Champions League, pese a haber disputado tres finales del torneo continental.
Fueron 19 temporadas en dos etapas, del 2001 al 2018 y del 2019 al 2021, las que pasó Gianluigi Buffon en el club bianconero y si vuelve para vivir una tercera será ya como directivo, porque la historia con el uniforme de arquero se terminará el próximo 23 de mayo  cuando la Juventus, y quizá él como titular,  juegue su último partido del calendario de la temporada 2020-2021 ante el Bolonia, cuatro días después de disputar la final de la Coppa Italia frente al Atalanta.