• febrero 20, 2020
  • Karina Elian
  • 0

En cada cosa que realizamos por pequeña que sea, dejamos una parte de nosotros que refleja nuestro esfuerzo, en el deporte la entrega y el compromiso son parte esencial.

¿Podríamos imaginar lo que deportistas como Pelé, Menotti o Bobby Robson, dejaron en la cancha para obtener los resultados que lograron?

Pues el escritor Francis Amalfi, en su libro “TODO LO QUE SÉ DE LA VIDA ME LO ENSEÑÓ EL FUTBOL” no solo lo imagina, sino que contó con la asesoría de ellos para escribirlo.

En este libro hace una metáfora de la vida con el futbol, nos dice que siempre hay que tener el balón de nuestro lado y que las posiciones de los jugadores en la cancha, son muy similares a las que tenemos cada uno como sociedad.

Otro de los deportes que nos emociona es el boxeo por lo que es muy interesante encontrarlo en autores como Sir Arthur Conan Doyle, con el libro “RELATOS DEL CUADRILÁTERO” que con seis cuentos logra mezclar el mundo del boxeo con el de los hampones y vividores que lo rodeaban.

No importando la época en que la literatura nos habla del deporte, siempre encontraremos que muchos detalles pueden ser iguales tanto en el juego, como en la vida; la lucha constante por la victoria, saber trabajar en equipo, ponerse la camiseta.

Y siempre nos parecerá divertido, el saber a cada párrafo como los competidores derribaron obstáculos para ganar.

Deja un comentario