• febrero 17, 2021
  • Rene Sánchez
  • 0

La vida sigue siendo difícil para Novak Djokovic en Australia pero el No.1 del mundo sigue ganando y ya está en las semifinales tras derrotar al siempre complicado Alexander Zverev.

Luchando con la ambición de los grandes y con el espíritu de un novato, el serbio tuvo otra vez que exigirse al máximo para solventar la caída en el primer set 7-6 ante el germano y pese a que cometió hasta 56 errores no forzados en todo el partido, logró remontar y conquistar el triunfo adjudicándose los tres siguientes períodos por 6-2, 6-4 y 7-6.
Para el mejor de la ATP en la actualidad no fueron solamente tres  horas y media de esfuerzo en la cancha pues con su molestia en el abdómen ha tenido que calentar durante casi otra hora antes de enfrentar a Zverev y ante ese desgaste ha sacado a relucir su fuerza de voluntad y esa garra que le ha llevado hasta la cima y con la cuál irá por su noveno título en Melbourne aunque antes deberá vérselas con la sorpresa y el caballo negro del evento, el ruso Aslán Karátsev. 


Lo que también ha sacado a flote a Nole en los momentos más difíciles y trascendentales ha sido su saque y hoy le metió 23 aces a un Zverev que no aprovechó al Djokovic más disminuído en mucho tiempo demostrando el alemán que todavía no está listo para las grandes hazañas.