Con la fortuna de un autogol se repuso la Selección de los Estados Unidos de su inesperada caída en Panamá y Costa Rica pagó las consecuencias perdiendo 2-1 en el Lower.com Field de Columbus en Ohio en el arranque de la séptima jornada del octagonal de la Concacaf rumbo al Mundial de Qatar 2022. 
El equipo norteamericano arrancó dormido y apenas rodando la pelota en el primer minuto de juego ya estaba abajo en el marcador 1-0 con tanto de Keysher Fuller y por algunos momentos rondó la posibilidad de una sorpresa de los ticos jugando de visita, sin embargo el equipo de Greg Berhalter poco a poco fue envolviendo en su juego a los centroamericanos que no pudieron mantener la diferencia antes de irse al descanso ya que el del Barcelona de España, Serginho Dest, logró el empate 1-1 a los 25 minutos con un tremendo zurdazo al angulo derecho del marco defendido por Keylor Navas que nada pudo hacer para evitar que la pelota se fuera hasta las redes.
Lamentablemente la gran figura del cuadro costarricense, el arquero del París Saint Germain, se lesionó de la cadera y ya no pudo seguir en el duelo para la segunda mitad y en su lugar entró a cubrir el marco Leonel Moreira que tuvo la mala suerte de mandar un balón adentro de su propio marco después de un fuerte tiro al poste para darle la vuelta al panorama y poner arriba a los norteamericanos 2-1 a los 66 minutos, cifras que se mantuvieron hasta el final del encuentro en el que Costa Rica ciertamente puso mucho corazón pero poca claridad y nula eficacia. 
Con esta victoria el equipo de las barras y las estrellas llegó a once puntos empatado con México en la cima del octagonal mientras que los ticos se estancaron en seis unidades en la quinta posición de la eliminatoria, afuera incluso de la zona de repesca y con muchas críticas hacia su director técnico, el colombiano Luis Fernando Suárez. 

Deja un comentario