Un penalti transformado por el italiano Jorginho en el tiempo añadido frenó la mejoría del Leeds y dio el triunfo en Stamford Bridge al Chelsea (3-2) que se mantiene en la pelea por el liderato de la Premier que ostenta el Manchester City.

El conjunto de Thomas Tuchel no mejoró respecto al del miércoles, en la Liga de Campeones, cuando empató contra el Zenit San Petersburgo. Aún no ha logrado la solidez del curso pasado que le llevó al éxito en Europa o este inicio de curso al dominio en la competición inglesa que perdió hace unas jornadas.

El partido entró en un momento de agresiones entre los dos equipos

Deja un comentario